In Actualidad, Propiedad Industrial

Hasta 313 patentes consigue sumar Steve Jobs. O por lo menos ese es el número que ha contado el periódico americano The New York Times desde la oficina de patentes y marcas del país. Si el nombre sólo le suena, se trata del hombre Apple. El tipo es el máximo accionista individual de The Walt Disney Company y además es co-fundador de la empresa de la manzana. Vamos, que al hombre no le faltan ni patentes, ni dólares. 

Según un artículo publicado por publico.es, la cifra de 313 patentes incluye los artículos en los que Jobs figura como principal autor y aquellos en los que sólo es parte de un equipo, un númerito que deja muy, muy atrás a otros grandes empresarios del sector.

Semejante muestra de creatividad podría acallar los rumores de que Jobs es, ante todo, un genio del márketing, pero algunos analistas tecnológicos citados por el diario estadounidense alertan sobre la elevada presencia de Jobs en el listado de patentes, explica el diario digital de Público. Fuentes anónimas han afirmado al diario estadounidense que Apple podría haber inflado en parte la participación de Jobs en la creación de los productos de la compañía para reforzar la imagen de visionario.

David B. Yoffie, un profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard afirma que “Apple puede tener sus razones para querer que el nombre de Steve Jobs figure en sus patentes”. ¿A qué se refieren en tan misteriosa declaración? Habrá que esperar un poco todavía. Por su parte, el profesor de Derecho de la Universidad de Stanford Mark Lemley advierte de que “si se pone en una patente el nombre de alguien que no ha participado en el diseño del producto, esta puede ser invalidada”. Y claro, Apple no soltó prenda ni reproche ante esta cuestión.

Entre las 313 patentes Jobs tiene méritos como primer firmante en 33, más de 200 compartidas, 2 relacionadas con carcasas de cristal de los nuevos aparatos Apple, con el embalaje de los iPods y relacionadas con el ratón y con teclados.

 

Dejar un comentario

2 × 4 =