In Actualidad

Parece que Apple no tiene reparo en pagar costes de litigios. Y parece que tampoco tiene miedo a perder la autoestima: ha vuelto a perder un juicio, esta vez contra la empresa Kodak. Apple reclamó el año pasado que “Kodak había violado una patente referida al sistema y método para usar una arquitectura de memoria unificada para implementar en cámaras”, según fuentes de información y también reclamaba la violación de otra patente sobre procesamiento de la imagen. La manzana vuelve a caer al suelo.

La lucha en contra de la violación de patentes no parece el punto fuerte de Apple. No gana ni un caso, y no será porque no lo intenta. La Comisión de Comercio Internacional de EE UU no ha admitido un recurso de Apple contra la decisión de esta agencia de rechazar una supuesta infracción de Kodak. Según un artículo publicado por elpais.com, “la agencia no revisará la decisión favorable a Kodak”, explica el diario digital. En el mes de mayo, el juez que instruía el caso no encontró razón alguna en los argumentos de Apple y ahora ha sido el pleno de la comisión el que ha decidido que no revisará el caso.

Por otra parte, Apple denunció a HTC en 2010 y desde entonces no han parado de incordiarse. Según la comisión, “HTC podría haber copiado un método de computación y un sistema para procesar datos”. Por supuesto, HTC recurrirá, pero si Apple ganara este último intento de destrucción, podría conseguir paralizar las importaciones de móviles de HTC a Estados Unidos.

Dejar un comentario

tres × cinco =