In La voz del Experto

Celso Barrutia es el encargado del departamento de proyectos de Marcanet. En un hueco que tiene durante una mañana de trabajo nos habla de cómo la actividad en el registro de marcas de una empresa puede ser un indicativo, además bastante claro, de la situación económica de un país. “Hartos como estamos de malas noticias, sí podemos observar una tendencia al alza de registro de marcas en la previsión de 2011 que, probablemente, se traduzca en una mejora de las cifras de creación de empleo en 2012”, dice el experto.  

El Registro de marcas es una buena base para determinar cómo funciona un país, cuál es su situación económica y las expectativas de futuro ya está vinculado de forma directa con la actividad empresarial. “La actividad en el registro de marcas, que forma parte de la propiedad industrial de una empresa, puede servirnos como referencia de la buena salud de la economía de un país”, dice Celso Barrutia, empleado de Marcanet.En efecto, cuando abrimos un negocio, nuestra empresa introduce un producto nuevo, cada vez que vemos el famoso ® o TM, hay, o debería haber, un registro de marca previo. Estas decisiones, previas o simultáneas a la creación de una empresa o a la ampliación de una actividad, pueden indicarnos, si crecen, que se van a traducir en nuevos puestos de trabajo, y si descienden, que la economía se está retrayendo”, explica Barrutia.

Según los datos recopilados por la empresa Marcanet referentes a registros de marcas en España desde 2005 hasta lo que llevamos de 2011, ha habido un claro descenso en el número total por año. En 2005, el número total de registros en el país ascendía a 88994, mientras que en 2010, sólo 70132; justo el ejercicio anterior, en 2009, se contabilizaba el número más bajo, 64120. Estos datos, están vinculados, a su vez, con los datos de paro: el número de desempleados, teniendo en cuenta a hombres y mujeres a partir de 16 años, fue en 2005 de 2.069.854; en 2009, de 3.644.041 y en 2010, de 4.060.756 (Fuente: INE).

“Las marcas también nos pueden indicar la esperanza de vida de una empresa, al renovarse cada 10 años, podremos estudiar cuántas de los titulares que emprendieron su actividad en 2001 están dispuestos a continuar en 2011 renovando su signo distintivo”, comenta Barrutia. En otras ocasiones, si la empresa se ha extinguido, la marca directamente no se renueva.

¿Por fin Signos de recuperación?

En Marcanet, asesores y consultores de propiedad industrial desde hace más de 10 años, emplean la información recogida a diario en sus bases de datos para labores adicionales de inteligencia tecnológica y de mercado, “lo que nos permitió adaptar con agilidad a la situación no sólo a nosotros mismos, si no también a nuestros clientes”, cuenta Barrutia.

Los estudios realizados demuestran que existe una correlación cierta en la actividad de marcas que precede, e indica, la tendencia de contratación o destrucción de empleo con una antelación significativa. “Cuando a principios de 2009 se empezó a hablar de crisis, y antes de que se produjera el primer gran aumento en las cifras de desempleo, ya se notaba en la actividad de la Oficina Española de Patentes y Marcas una caída importante  tras las buenas cifras de 2007, para muchos, último año de bonanza económica”, aclara el experto. Como bien pone de manifiesto Barrutia, “estas cifras empezaron a traducirse en desempleo en 2009, el peor año de la crisis, año en que la curva de caída de marca española y el de empleos se emparejaron”.

Pero no siempre los datos son negros y el túnel oscuro. En palabras de Barrutia, “sin embargo, y hartos como estamos de malas noticias, sí podemos observar una tendencia al alza de registro de marcas en la previsión de 2011 que, probablemente, se traduzca en una mejora de las cifras de creación de empleo en 2012”. Barrutia se muestra optimista y afirma que “tanto si se debe a la iniciativa de los españoles, como si fuera por la entrada de nuevas empresas extranjeras en nuestra economía, las mejorías son siempre bienvenidas”.

 

 

 

Dejar un comentario

cinco × 5 =