In Actualidad, Propiedad Industrial

http://www.google.es/imgres?q=alzheimer&um=1&hl=es&sa=N&biw=1111&bih=527&tbm=isch&tbnid=BpEOEL27Fw-jNM:&imgrefurl=http://www.exploralasalud.com/tag/alzheimer/&docid=Rro-noEVYBSYJM&w=350&h=361&ei=ixZ3TtKhBfC00QWI-vyWCA&zoom=1&iact=hc&vpx=489&vpy=168&dur=33&hovh=228&hovw=221&tx=113&ty=134&page=1&tbnh=135&tbnw=127&start=0&ndsp=12&ved=1t:429,r:2,s:0“Es un paso más en la lucha contra la enfermedad”, ha señalado el doctor Ramón Cacabelos, jefe del grupo de científicos del centro gallego de investigación biomédica Euroespes. Se trata de la primera vacuna preventiva contra la enfermedad del Alzheimer, cuya patente ha sido admitida por la Oficina de Estados Unidos: el medicamento evita las hemorragias intracreaneales y efectos secundarios de otros medicamentos contra esta temida enfermedad.

Tras ser admitida por la Oficina de Patentes de Estados Unidos, la vacuna será desarrollada clínicamente en el extranjero, previsiblemente en Estados Unidos. “Europa es lenta en el desarrollo farmacéutico”, ha afirmado Cacabelos.

Según un comunicado de la Agencia de Noticias EFE, la vacuna, EE-AD-SP1 testada en ratones transgénicos, permite interceptar el proceso de muerte cerebral -iniciado una vez alcanzada la madurez cerebral a los treinta años- evitando que la enfermedad se reproduzca en la vejez. Asimismo, ha demostrado su eficacia para reducir los rasgos patogénicos de la enfermedad en animales que manifestaban signos de degeneración cerebral.

La vacuna, que se administraría en tandas, introduce un nuevo inmunógeno-adyudante que favorece la generación de anticuerpos contra las placas neuríticas donde se acumula la proteína bet-amiloide que daña el cerebro de los pacientes de Alzheimer. Esta doble vertiente, terapéutica y preventiva, convierte a esta vacuna en una nueva herramienta en la lucha contra la enfermedad que podría beneficiar tanto a las personas con alto riesgo de desarrollar la enfermedad como a las que ya lo han hecho.

Según la Agencia EFE, la estimación del grupo Euroespes es que la vacuna pueda estar lista en un periodo de entre 6 y 8 años, con un coste que todavía se desconoce. “Todo depende de los tiempos de la burocracia”, ha manifestado Cacabelos, sin olvidar que “por cada año que retrasemos la aparición de la enfermedad reduciremos la prevalencia en un 30 por ciento”, ha añadido el experto.

Actualmente el Alzheimer es, junto a la demencia vascular, el tercer problema de salud en el mundo y la quinta causa de muerte en mayores de 65 años en Estados Unidos. En la Unión Europea los costes por demencia suponen a los contribuyentes unos 160.000 millones de euros, con un coste medio por paciente de 22.000 euros anuales.

Showing 2 comments
  • Joan Albert
    Responder

    y por qué no registran en la oficina española? es más caro, es peor, vivimos en un país que no apuesta por las patentes.

  • almu
    Responder

    Buenas Joan, Según la Ley de Patentes española (11/1986 de 20 de marzo) en su art. 122. Todos los españoles deberíamos de patentar nuestros inventos en España, por si existiese algún interés para la nación.
    Esto en la práctica no se respeta y cada uno, en función del mercado que le interesa, pide la patente o modelo de utilidad en un país u otro.

Dejar un comentario

14 − 13 =