In Nuevas Tecnologías

De unir dos vasos con un cordón de esparto para hablar de balcón a balcón a escucharnos y vernos a través de un teléfono móvil que hace uso de una tarifa de datos y de internet. Sin cables, sin telefonista, sin solicitar conferencias. Los teléfonos inteligentes nos acercan a nosotros mismos con las videollamadas, una forma de comunicación que en 2016 se estima que supere los ciento treinta millones de usuarios. 

El incremento en las ventas de smartphones es la principal causa del aceleramiento de las videollamadas. Según un artículo publicado por Eroski Consumer, “las perspectivas de crecimiento de este tipo de servicios han mejorado en el último año y medio gracias al empuje proporcionado por los teléfonos inteligentes y la sencillez de las aplicaciones necesarias para su ejecución”. La consultora especializada en estrategias empresariales Jupiter Research, explica que “todavía falta mucho por avanzar en este campo y que, a pesar de que se esperan 130 millones de usuarios, esta cifra no representaría ni al 10% de las personas con smartphone”.

Jupiter Research afirma que “la falta de un enfoque común entre los proveedores de servicios de videollamadas y operadores de redes de telefonía móvil, que se quejan del consumo del ancho de banda, es una de las principales causas que impedirán la utilización masiva de este servicio”. La consultora dice considera que “la puesta en marcha de nuevas aplicaciones relacionadas con los juegos y las redes sociales provocará un cambio en el uso de la voz en el mercado de las comunicaciones móviles”.

Los avances tecnológicos, sumado al desarrollo y crecimiento de las redes sociales como Facebook, Skype o MSN Messenger también puede colaborar a un mayor uso de la videollamada entre usuarios.

Dejar un comentario

diecisiete + 5 =